El cuaderno de Amélie (Historia)·Otros

El cuaderno de Amelie- Capitulo 4

-Capitulo 4-

-Aiden-

Habia pasado un día divertido, pero sabia que debía investigar algo sobre Amelie. Cerca de mi se notaba una tristeza incontrolable, pero fingía que no me pasaba nada para no preocupar a los chicos.

No era normal verme por ahí sin la compañía de Amelie. La consideraba como una hermana. La extraño mucho, pero…. Gomu y Adry me han dicho que se ha ido.

Ellos…. Adry y Gomu. Ellos siempre me acompañaban cuando me sentía mal, pero en este tiempo nos habíamos separado.

Entre en la biblioteca y busque varios libros sobre desapariciones místicas, y me senté a leerlas. Estuve cabreado por un rato porque habían varias cosas que estaban mal históricamente.

¿Que como lo se? Tengo 5000 años.

Salí de ahí para ir directo a nuestra habitación a descansar un poco. Llegue, entre en el baño y me quite esos lentes, los cuales Garnet me había dado.

Me asuste al ver mis gigantes ojeras, producto de no haber dormido por unas noches, buscando a Amelie por todos lados, usando los portales mundiales de las gemas.

Me moje la cara y me acosté en la cama. Necesitaba descansar un poco. En ese momento, escucho que Adry llega y, rápidamente, me volteo para hacerme el dormido.

-Y bueno, Aiden, ¿tú sabes algo que no hayamos visto nosotros? No sé, a lo mejor…- Seguí fingiendo estar dormido, pero Adry me quito mis lentes, a lo cual me queje:

-¡Devuélvemelos, idiota!- Creo que Adry se sorprendió de que lo insultara, ya que yo nunca perdía la calma.

-Aiden, se que sabes algo, por favor, deja de evitarnos….- Se que eso hacia, pero no quería involucrarlos. No quería su ayuda, ni de nadie.

-No se de que hablas, anda, déjame, estoy bien- Me voltee para recostarme de nuevo, pero Adry me detuvo agarrándome el brazo.

-Aiden, dime que sabes- Vi que estaba hablando en serio, así que decidí decir todo lo que sabia. Me senté y el me miro fijamente.

-Pues, Adry, hace un m…..- No pude terminar de hablar, porque sentí un dolor agudo en mi cuerpo. Revise mi pecho y vi que en mi gema había una grieta que se extendía.

Sentí que estaba cayendo y que mi cuerpo comenzaba a corromperse. Observe a Adry y vi una mirada de terror en su rostro. Antes de perder la consciencia, escuche claramente a Amelie pidiendo ayuda…

… Amelie… ¿Donde estas?….

Anuncios

♥ Deja tu comentario en la caja de abajo, lind@ ♥

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s